1_1 1_3 1_5
ZMF.ORG ABOUT US CONTACT US TEACHINGS RESOURCES CONGREGATIONS
2_1
 
Distribution Policy
 

Elegidos Y Enviados

By Elie Nessim, 23 de Mayo 1998 Printer Friendly Version



Pablo, apóstol de IESHÚAH HA’MASHIACH por la voluntad de DIOS. (Efe 1:1)

C

UANDO IESHÚAH escogió a Sus discípulos, once de ellos provenían de Galilea – donde la gente era conocida por ser vehementes e impulsivas, tal como Jacobo y Juan : SEÑOR, manda que descienda fuego del cielo sobre estos pecadores, estos samaritanos que nos negaron hospitalidad’ (Lu 9:54). El SEÑOR puede trabajar con esa clase de gente, pero Él solo eligió uno que venía de Judea. Los que provenían de Judea eran fríamente correctos. Pero no todos eran tan fríos ; muchos de ellos lo eran, pero no todos. Así vemos aquí –en el libro de Efesios– una carta escrita por un hombre, de Judea, con un corazón cálido.

 

Dediquémonos a la carta ahora. Si desea saber mas acerca de Efeso consigase un buen diccionario bíblico, o una enciclopedia bíblica y allí encontrará la historia de la ciudad y se enterará de como llegó a ser una ciudad muy importante en el Imperio Romano. Eso es algo que usted puede investigar a su satisfacción.

 

Ahora miremos nuestro texto del versículo 1 de Efesios, Capitulo 1: “Pablo, apóstol de IESHÚAH HA’MASHIACH por la voluntad de DIOS. Hay un mundo de significado en esa salutación. Pablo es el nombre griego para ‘Saulo’. Encontramos otros ejemplos similares en el Tanáj. El nombre de Daniel fue cambiado a Beltsasar , y sus amigos Ananías, Misael y Azarías cuyos nombres tenían un sonido melodioso, fueron cambiados a Sadrac,

class=Section2>

Mesac y Abednego —en cuales nombres están los nombres de los ídolos de Babilonia. (Dan 1:7) Pero en el caso de Pablo, la palabra ´Pablo´significa pequeño. Debe de haber sido bajo, una de las personas de estatura pequeña. Hace unos años hubo una canción popular acerca personas bajas. Y bien, Pablo tiraba mas a ser bajito. No era imponente ; no era como su homónimo, el primer rey de Israel, Saúl, hijo de Cis, que de sus hombros para arriba era mas alto que quienquiera en Israel ; él tenía una apariencia tan atractiva que quienquiera muy bien que lo podría haber llamado “Sr. Buen Mozo”.

 

Saulo de Tarso no era así... La tradición dice que él fue bajo ; que era calvo ; que tenía las piernas arqueadas. También tenía un problema con sus ojos –que a veces– le daba mala apariencia. Sin embargo, este hombre fue un “ángel” de DIOS ; un mensajero de DIOS ; un gran-sufridor por el MASHÍAH. Yo no sé de nadie, aparte del MASHÍAH, que ha sufrído tanto como Pablo. Es discutible, sin embargo me pregunto si no fue él el que mas sufrió —con excepción del MASHÍAH.

 

Él dice, ‘apóstol’. La palabra es ‘shaliaj’ en hebreo. La palabra ‘apóstol’, ‘apostolos’ en griego, significa ‘el enviado’. Tal como Saulo fue enviado, así mismo los profetas fueron enviados. Se acuerda cuando estábamos viendo Isaías, capítulo 6, Isaías vió al SEÑOR ‘alto y sublime’. Y él dice ‘sus faldas llenaban el Templo’. Él vió al SEÑOR ¡ en su Santídad ! E incidentalmente, al SEÑOR a quien el vio, y a quien encontramos en el Evangelio de Iojanan (Juan), fue ni mas ni menos que ¡ el MASHÍAJ ! ¡ el Hijo de DIOS !

 

Él oye la voz del SEÑOR en el versículo 8, de Isaías 6 : “Después oí la voz del SEÑOR, que decía : ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo : Heme aquí, envíame a mí.” De modo que, tal como Saulo fue enviado, así mismo Isaías fue enviado ; también lo fue Jeremías y todos los otros profetas –fueron enviados. Una vez, el profeta Amós fue acosado por el sacerdote de Betel, quien le dijo : “¿ Que te trae por aquí a predicar ? Este es el santuario del rey a donde él venera a su becerro de oro. ¿ Que derecho tienes de estar aquí ?” Y Amos dijo: `soy unas de esas personas que recogen higos silvestres’. (Am 7:14) Literalmente, yo pellizco la fruta de los higos. Eso era todo lo que el era : un pastor que también magullaba los higos silvestres por donde andaba, para apresurar su madurez. Ese era el sistema que utilizaban para que maduren –magullando y pellizcando. Eso ponía la fruta en sazón. Y él dice : DIOS me tomó detrás del ganado , y me dijo: ‘Vé y profetiza a mi pueblo Israel’. Amós fue enviado.

 

Y en un sentido real, cada uno de nosotros quien cree en el SEÑOR IESHÚAH puede decir : ‘El SEÑOR nos ha enviado a hacer Su encomienda’ Es para nuestro bien el averiguar y descubrir lo que esa encomienda es, y luego ir atrás ello y dedicarnos a eso con ánimo.

 

Él dice ‘apóstol’. El nos recuerda quienes fueron los apóstoles. Fueron seres humanos falibles. Pero la revelación que les fue dada era infalible. En la 2da carta a los Corintios, él dice : ‘Tenemos este tesoro, este tesoro del Evangelio en vasos de barro’ ¡ Solo somos vasijas de barro ! Ningún crédito es nuestro. Pero dentro de este vaso de barro hay un tesoro inestimable. Es el tesoro del Besorah —el Evangelio. Esos vasos de barro que fueron encontrados en el Mar Muerto, en la región alrededor del Mar Muerto, contenían adentro tesoro inapreciable : el Rollo de Pergamino (Manuscrito) de Isaías y manuscritos de otros Libros del Tanáj. Casi todos los Libros del Tanáj fueron encontrados en su totalidad, o en parte en esas vasijas de arcilla donde los Esenianos los habían escondido —en el clima caluroso y seco del Mar Muerto.

 

Así que él dice que somos ‘vasos de barro’ pero tenemos un gran tesoro. Y porque somos vasos de barro, somos falibles. Somos seres humanos falibles. No existe un solo profeta infalible —por su propio esfuerzo. Aún Natán, el profeta, el amigo de David, cometió un error. ¿ Se acuerdan ?, David dijo : ‘He aquí estoy, viviendo en un palacio y el Arca de DIOS está en una tienda’. Y Natán sabía lo que David se refería. Él dijo : “Anda, y haz todo lo que está en tu corazón, porque el SEÑOR esta contigo”. (2 Sam 7:3) Natán estuvo en lo correcto, el SEÑOR estaba con David, pero DIOS vino a Natán y le dijo : ‘ Regresa y dile a Mi sirviente, David, “Tu no me vas a edificar un Templo” ’. Así que Natán tuvo que tragar sus palabras, regresar y decir: ‘perdón su majestad, estuve equivocado —no consulté con DIOS’.




For more information on Zion Messianic Fellowship
email us at info@zmf.org, or call 604.321.0466 (321-ZION).