1_1 1_3 1_5
ZMF.ORG ABOUT US CONTACT US TEACHINGS RESOURCES CONGREGATIONS
2_1
 
Distribution Policy
 

Israel Necesita Un Mediador

By Elie Nessim, 17 de Mayo, 1997 Printer Friendly Version



Acercate tú, y oye todas las cosas que dijere el SEÑOR nuestro DIOS ; Y tú nos dirás todo lo que el SEÑOR nuestro DIOS te dijere, y nosotros oiremos y haremos.

E

STE texto, en Deuteronomio 5:27, cita las palabras del pueblo de Israel, relatando la petición que le hicieron a Moisés, en la ocasión cuando los Mandamientos les fueron entregados –en el Monte Sinaí– después de haber salido de Egipto.

 

DIOS descendió en poder y gloria sobre la montaña, con el resultado de que la montaña ¡ tembló violentamente y ardía con fuego ! Él entonces, del medio del fuego, la nube y la densa oscuridad, pronunció –con potente voz– las Diez Palabras, o los Diez Mandamientos, y Él no añadió mas. Y Él los escribió en dos tablas de piedra, y las dio a Moisés. Cuando el pueblo oyó la voz de DIOS, los líderes se acercaron a Moisés y dijeron : He aquí el SEÑOR nuestro DIOS nos ha mostrado su gloria y su grandeza, y hemos oído su voz de en medio del fuego ; hoy hemos visto que el SEÑOR nuestro DIOS habla al hombre, y éste aún vive. Ahora, pues, ¿ porque vamos a morir ? Porque este gran fuego nos consumirá ; si oyéremos otra vez la voz del SEÑOR nuestro DIOS, moriremos. (D 5:24-25)

 

Después de esta declaración hicieron el pedido a Moisés para que él fuese el mediador entre ellos y DIOS. Moisés registró la respuesta de su DIOS a este pedido con las siguientes palabras : Y oyó DIOS la voz de vuestras palabras cuando me hablabais, y me dijo DIOS : He oído la voz de las palabras de este pueblo, que ellos te han hablado ; bien está todo lo que han dicho. (v28)

 

En efecto, DIOS aprobó su petición para un mediador entre DIOS y ellos. Él declaró que estaban en su derecho solicitando ese pedido.. La razón el porque mencionamos esto es por el reclamo que tantos hacen –de que no hay necesidad de un mediador entre nosotros y DIOS. Pero si nuestros antepasados se dieron cuenta de su necesidad, y DIOS aprobó su petición, es inútil y necio el decir lo contrario. Hasta el día de hoy no existe evidencia de que DIOS ha cambiado de parecer en cuanto a este tema se refiere.

 

Se necesitaba un mediador entonces, y necesitamos uno hoy en día. Ese es el primer punto. Sin embargo, cuando seguimos leyendo este quinto capitulo de Deuteronomio, nos encontramos de que mientras DIOS aprobó su petición, Él ciertamente desaprobó la razón de la petición. En el versículo 29, Él dice : ¡ Quien diera que tuviesen tal corazón, que me temiesen y guardasen todos los días todos mis mandamientos, para que a ellos y a sus hijos les fuese bien para siempre !

 

DIOS obviamente vio mas alla de estas expresiones verbales porque en su corazón no eran sinceros. Ellos no querían estar comprometidos mas alla de las apariencias. Ellos tenían otros intereses que sufrirían si ellos aceptaban las normas de DIOS con toda seriedad.

 

Existen dos palabras para “temor”. La primera que contiene un elemento de terror en si, y fue lo que les hizo retroceder cuando DIOS les habló desde el monte. La segunda, que significa ‘reverencia hacia DIOS’ estaba ausente de sus corazones cuando le hicieron esa petición a Moisés. Hasta el día de hoy, es verídico el decir que los hombres tienen un cierto miedo a DIOS que es de servilidad y esclavitud —y eso solo si es que creen en Él. Muy pocos los que le tienen un verdadero amor a Él, el cual produce una actitud de reverencia y respeto. La mayoría de los hombres resienten sus reclamos sobre ellos, porque esas normas son ¡ absolutas !

 

Un famoso expositor dijo una vez : esta es la pura esencia del mensaje Bíblico — que el hombre y mujer puestos por DIOS en un estado de perfección en el paraíso, sintieron que aun el paraíso era un insulto hacia ellos –porque estaban sujetos a DIOS. Fue ese acto original de rebelión el que los llevó a todos sus otros problemas. Esa es la historia de la Biblia. Podemos añadir, que es la historia de nuestro propio pueblo. Es muy fácil el disfrazar nuestra indiferencia hacia DIOS con una exhibición de piedad, como en el caso que hemos visto. Pero DIOS, no es engañado ni por un momento.

 

Lo asombroso es que DIOS accedió a su petición, aunque Él de ninguna manera justificó sus falsos motivos. La verdad es que ellos, sin darse cuenta, llegaron a una conclusión central — que todos necesitamos un Mediador por medio del cual podemos acercarnos DIOS y DIOS acercarse a nosotros.

 

 

Moisés fue el primero de estos mediadores y le siguieron los sacerdotes de Israel —principiando con Aarón, el Sumo Sacerdote. Fue el sacerdote que mediaba entre Israel y su DIOS. Sin embargo, antes de la muerte de Moisés, DIOS predijo un nuevo orden, en este mismo libro, Capitulo 18, versículos 15 y 16. ‘Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará el SEÑOR tu DIOS ; a él oiréis ; conforme a todo lo que pediste al SEÑOR tu DIOS en Horeb el dia de la asamblea, diciendo : No vuelva yo a oír la voz del SEÑOR mi DIOS, ni vea yo más este gran fuego, para que no muera.’

 

Moisés predijo de otro, como él mismo, que haría lo que él había hecho. Un segundo Profeta quien les enseñaría las maneras de DIOS y quien los haría entrar en un nuevo pacto con DIOS. Este Profeta venidero sería el MASHÍAJ (Mesías), tal como nuestros antiguos escritores escribieron, y tal como es repetidamente mencionado en los Libros de los Profetas. Alguien quizás pregunte ¿ Que sucedería si ignoramos a este Profeta ? A lo cual DIOS mismo da la respuesta en versículo 19 : ‘Mas cualquiera que no oyere mis palabras que Él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta’.

 

Cuando la gente despreció a Moisés y sus palabras, DIOS inmediatamente envió retribución sobre ellos. Así como sucedió cuando Coré, Datán y Abiram se rebelaron —cuando la tierra se partió debajo de ellos y los tragó vivos. Con esto tenemos una idea de qué clase de juicio aguarda a los que desobedecen a el MASHÍAJ. Porque desobedecer a Él, es desobedecer a DIOS.

 

 

El pueblo había pedido un mediador que fuera como ellos, porque tenían miedo a DIOS. Hoy, después que Él ha accedido a su petición ; y nos mando un Mesías que es semejante a nosotros ; a quien no le tenemos que tener miedo —no nos queda ninguna escusa para no escucharlo. Nuestro problema siempre ha sido, que en secreto, tenemos un cierto recelo de escuchar a DIOS. Pero DIOS nos quita la mascara y revela nuestros recelos secretos.

 

Antes de terminar, debemos hacer la pregunta vital : ¿ Quién es este profeta de quien Moisés habló ? ¿ Ha venido ya, o esta él aún por venir ? La respuesta a esta pregunta se encuentra extensivamente en el Tanáj. Igual que Moisés, él es un gran maestro y un gran intercesor. Moisés no solo instruyó a su pueblo, él oró por ellos cuando la sentencia de DIOS les iba a caer por su pecado.

 

MASHÍAJ, nuestro Maestro, es descrito en la visión del profeta Miqueas, donde la gente va a aprender los caminos de DIOS. Miqueas 4:2b ‘ y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas ’. MASCHÍAJ, nuestro Intercesor, es descrito en la visión del profeta Isaías, donde Él ruega y ofrece Su vida por Su gente. Isaías 53:12b : ‘por cuanto derramó su vida hasta la muerte, y fue contado con los pecadores, habiendo Él llevado el pecado de muchos, y orado por los transgresores ’.

 

¿ Estamos preparados para escuchar lo que DIOS nos quiere decir, y obedecerle ? ¿ O será que DIOS ve en nuestros corazones aquello que causó su lamento cuando Él habló con Moíses ? IESHÚAH de Nazaret es ese Profeta como Moisés. Aceptalo como tu MESÍAS, y nunca oirás estas palabras dirigidas a tí.

 

Shalom ! Paz !




For more information on Zion Messianic Fellowship
email us at info@zmf.org, or call 604.321.0466 (321-ZION).