1_1 1_3 1_5
ZMF.ORG ABOUT US CONTACT US TEACHINGS RESOURCES CONGREGATIONS
2_1
 
Distribution Policy
 

Un Ataúd En Egipto

By Elie Nessim, 14 de Marzo 1998 Printer Friendly Version



José fue puesto en un ataúd en Egipto.

E

l texto de hoy es Génesis, Capitulo 50, versículo 26.  La segunda mitad de este 50avo capitulo del libro de Génesis es un merecido tributo hacia un hombre bueno y noble, José, y en particular este ultimo versículo puede ser llamado su epitafio.  Hablando en general, es también un epitafio para la humanidad, que comenzó con Adán en el jardín de Edén, y ahora acaba en el sepulcro, tal como con José.  Pero antes de morir José, él dejó una promesa :  DIOS ciertamente os visitará.  Y esto es verdad para todos los que creen en DIOS, así que el sepulcro no esta sin esperanza.  Miremos a dos puntos principales de esta narrativa :  el ataúd y la promesa.

 

Antes que nada, 1.)  Un ataúd en Egipto :  ¿ Quien es este que yace tan inmóvil y frío en su ataúd ? ¿ Que clase de hombre fue él ?  José, el primogénito de Raquel, la esposa tan amada de su padre, Génesis 30, versículo 23 :  ‘Y concibió y dio a luz un hijo y le llamó José.’  Era tan querido por su padre que sus hermanos lo envidiaban.  Génesis 37:4 :  ‘Y viendo sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos, le aborrecían, y no podían hablarle pacíficamente.’  Ese odio llegó finalmente a expresarse abiertamente cuando lo vendieron como un esclavo a los Ismaelitas.  Génesis 37, versículo 28 :  ‘Y cuando pasaban los  mercaderes madianitas, sacaron ellos a José de la cisterna, lo trajeron arriba y lo vendieron a los ismaelitas por veinte piezas de plata.  Y estos se llevaron a José a Egipto.’ 

 

Pero fue en Egipto que DIOS lo bendijo y le dio prosperidad a José con el resultado que José fue reconocido como la persona con mas poder – segundo solo a Faraón.  Llegó a ser un gran gobernador y proveedor para los Egipcios durante una carestía prolongada que obligó a sus hermanos ir a Egipto para comprar comida.  Antes de revelar su identidad, él puso a sus hermanos a prueba para ver si había mejorado su forma de ser desde el tiempo en que lo vendieron.  La prueba de acido fue el comprobar si ellos eran leales a su hermano de sangre, Benjamín. 

 

Y realmente si lo eran, y cuando se percató de su sincero arrepentimiento, los perdonó.  Génesis 50, versículo 20 :  Vosotros pensasteis hacerme mal, pero  DIOS lo encaminó a bien, para hacer lo que vemos hoy, para mantener con vida a mucha gente.’

 

José vivió por muchos años y antes de morir el dejó 2.) una promesa :  ‘DIOS ciertamente os visitará’.  Génesis 50:24.  La promesa era una de liberación y rescate –basada en la promesa que DIOS le dio a Abram en Génesis 15, versículos 13 y 14 :  ‘Entonces Él dijo, ‘Ten por cierto que tu descendencia habitará en tierra ajena . . . .

 

Después de cientos de años esta promesa fue cumplida en el Éxodo – cuando DIOS los guió fuera de Egipto y hacia la Tierra Prometida.  En el intervalo entre la promesa y su cumplimiento, el solo pensar del ataúd de José era un constante recuerdo de lo que Él les había dicho.  Esto nos lleva a la conclusión de que, a través de Tanáj, DIOS usó sus promesas de liberación terrenal para simbolizar su proposito de rescate y salvación espiritual.

 

José fue una figura simbólica del Mesías que vendría a liberarnos de nuestros enemigos espirituales.  Mesías fue El bien amado de DIOS.  Isaías 42, versículo 1 :  ‘Este es mi siervo, yo lo sostendré; mi escogido en quien mi alma tiene contentamiento.  He puesto sobre Él mi Espíritu; Él traerá justicia a las naciones.’

 

Pero tal como José fue odiado por sus hermanos, así mismo nuestra propia gente ha odiado a nuestro propio Mesías.  Isaías 53, versículo 3 :  ‘Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en sufrimiento;  y como que escondimos de Él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos.’  Además, igualmente que José fue vendido por el precio de un esclavo, en forma similar nuestros antepasados vendieron a nuestro Pastor Mesías.  Zacarías, Capitulo 11, versículo 12 :    ‘Y les dije:   Si os parece bien, dádme mi salario, y si no, dejadlo .  ‘Entonces pesaron  mi salario:   treinta piezas de plata.’

 

Sin embargo, tal así como José ascendió a prominencia en Egipto, así mismo nuestro no-reconocido y rechazado Mesías es honrado hoy en día por innumerables gentiles.

 

El SEÑOR DIOS de Israel predijo esto en Isaías, Capitulo 11, versículo 10 : ‘Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaías, la cual estará puesta por perdón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa’.  ¿ Cuando volverá el mismo Mesías a revelarse otra vez a sus hermanos ?  Significo con esto, sus conciudadanos Israelitas.  La respuesta es, Él lo hará cuando Israel llegue a estar en crisis, cuando Jerusalén va a estar acosada por las naciones del mundo.  Zacarías, Capitulo 12, versículos 9 a 10 :   ‘En aquel día yo procuraré destruir a todas naciones que vengan contra Jerusalén.  Pero sobre la casa de David y los habitantes de Jerusalén derramaré un espíritu de gracia y de oración.  Mirarán hacia  Mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por el hijo unigénito, y se afligirán por Él como quien se aflige por el primogénito’.

 

Los hermanos de José quedaron aterrorizados y sin habla cuando les dejó saber quien mismo era el.  Fue solo cuando él los besó, y lloró, que ellos se dieron cuenta de que habían sido perdonados.  Así va a ser con nuestro pueblo y Mesías.  El temor, la consternación y la aflicción que sentiremos cuando nos demos cuenta a Quien hemos rechazado por tantos siglos.  Pero con Él hay perdón, así como leímos en Zacarías Capitulo 13, versículo 1 :  ‘En aquel tiempo habrá un manantial abierto para la casa de David y para los habitantes de Jerusalén, para la purificación del pecado y de la inmundicia’. ¿ Necesito decirles  Quien es Él ?  Cuando Él regrese la promesa será completamente realizada :  ‘DIOS ciertamente os visitará’.

 

¿ Pero para que esperar hasta entonces ?  ¿ Puede estar seguro que va a sobrevivir hasta aquel día ?   Haga su paz con Él ahora y sea bendecido.

 

¡ Shalom !




For more information on Zion Messianic Fellowship
email us at info@zmf.org, or call 604.321.0466 (321-ZION).